Chica en primer plano delante de un Volkswagen ID.3 negro
Rompiendo mitos

Range anxiety: el miedo a quedarse sin batería en el coche

Rompiendo mitos

Range anxiety: el miedo a quedarse sin batería en el coche

¿Has oído hablar de la range anxiety? Los psicólogos han denominado así a una nueva obsesión con la que se están encontrando. Puede traducirse como ansiedad de rango, y consiste en el miedo a quedarse sin batería en el coche eléctrico. Afortunadamente, para paliarla han surgido avances técnicos como la frenada regenerativa. Vamos a explicarte cómo funciona.

Chica de naranja viendo el móvil junto a un Volkswagen ID.3 gris visto desde arriba

La range anxiety en coches eléctricos y el frenado regenerativo

Volkswagen ID.3 blanco visto de costado circulando en la ciudad

El rango de ansiedad por culpa de los coches eléctricos en pleno 2022 ha perdido todo su sentido. ¿Por qué? Porque ya están disponibles los coches con frenada regenerativa (nuestros modelos Volkswagen ID.3 e ID.4. ya la incorporan). Esta maniobra consiste en un sistema que permite a los vehículos eléctricos recuperar energía cuando frenan.

Imagina que vas circulando por ciudad en tu coche. El semáforo se pone en rojo y pisas el freno para detenerte. Mientras lo haces, la batería recupera energía y la pantalla del salpicadero te lo confirma. Cuando el disco cambie a verde, tu coche saldrá con más carga. Por tanto, el llamado rango de ansiedad ha dejado de tener sentido. Ya no puedes tener miedo a quedarte sin energía en tu coche.

Este sistema se denomina frenada regenerativa porque transforma el motor eléctrico en un generador. ¿Recuerdas tu etapa escolar? Entonces sabrás que la energía no se crea ni se destruye, solo se transforma. En este principio físico se basa la frenada regenerativa, que diferencia a los coches eléctricos de los que llevan motor de combustión.

En estos últimos, al frenar, los discos se calientan por la fricción y la energía cinética se transforma en térmica, sale a la atmósfera y se pierde. Sin embargo, en los coches eléctricos, tienes el tipo de frenado regenerativo, con el que la energía cinética de las ruedas y la producida al frenar se transmiten al motor. A su vez, este se convierte en un generador que la transforma en electricidad a través de una resistencia electromotriz, y la traslada a la batería, que se va recargando.

A medida que tu coche eléctrico consume más batería, mayor es el par de frenado. Y, en consecuencia, más cantidad de electricidad se genera para rellenar dicha batería.

Qué significado tiene range anxiety en los coches eléctricos?

Por todo lo que te hemos explicado, la ansiedad de rango ya no tiene razón de ser en los Volkswagen eléctricos, y es que nuestros coches incorporan distintos niveles de este frenado que además puedes regular.

Así, por ejemplo, puedes hacer que comience en el momento en que levantas el pie del acelerador. No obstante, también puedes configurarlo para que la regeneración de energía solamente empiece cuando pisas el freno. Y también tienes la opción de valerte tanto del freno motor como del pedal de frenado a la vez. En este último caso, se da la llamada combinación de par de frenado al mezclar la potencia de desaceleración del generador con el freno de pie.

Además, la frenada regenerativa en nuestros automóviles es tan suave que no perjudica tu experiencia de conducción. Por ejemplo, en el ID.3 se realiza mediante una sofisticada electrónica de potencia y control.

Por si todo ello fuera poco, la tasa de regeneración de la batería siempre está por debajo de la energía enviada por el motor. Así, esta queda protegida. Es más, cuando la batería está completamente cargada, el sistema de frenada regenerativa no funciona, ya que detecta que no necesita hacerlo.

Volkswagen ID.4 aparcado en la calle frente a un árbol en flor y la fachada de un edificio

¿Cómo funciona el rango de ansiedad?

La ansiedad de rango se produce de forma gradual. Quienes la padecen, empiezan temiendo que su coche eléctrico no tenga la suficiente autonomía para llegar a su destino, y se va agudizando a medida que ven cómo se va agotando la batería y no tienen dónde cargarla.

¿No crees que, con la frenada regenerativa, este miedo debería desaparecer? Porque la carga de la batería no se termina. Cada vez que levantas el pie del acelerador o frenas, el motor vuelve a recibir energía. Y, además, para mayor tranquilidad podrás comprobarlo todo desde la pantalla de tu Volkswagen.

No obstante, la frenada regenerativa no es infinita. Con esto queremos decirte que en cada transformación de energía se pierde un porcentaje de ella. En otras palabras, tu coche eléctrico tendrá que cargarse tarde o temprano. Aún así, el frenado regenerativo es de gran utilidad, porque aumenta considerablemente la autonomía del coche.

¿Cómo no funciona la ansiedad de rango?

Es importante especificar que el rango de ansiedad no es lo mismo que la preocupación que puedas tener por el desgaste de la batería. Tener miedo a que se desgaste la batería de tu coche eléctrico es normal y, de hecho, te recomendamos que lleves a cabo las prácticas necesarias para evitar su deterioro, puesto que es el elemento más importante y caro.

En conclusión, ahora ya sabes qué es la llamada range anxiety o ansiedad de rango, y también que, con la frenada regenerativa de nuestros Volkswagen, puedes perder ese miedo.

Dos chicas en los asientos de un coche vistas desde atrás

¿Dónde quieres ir ahora?

Disfruta de un presente electrizante

Dos tecnologías híbridas para que elijas la tuya

¿Cómo y dónde puedo cargar?

¿Dónde quieres ir ahora?