Una chica y un agente de servicio junto a un Volkswagen SUV rojo visto desde atrás
Rompiendo mitos

¿Cuál es el mantenimiento de un coche eléctrico?

Rompiendo mitos

¿Cuál es el mantenimiento de un coche eléctrico?

Los coches eléctricos requieren un tipo de mantenimiento distinto a los otros vehículos, además de revisión constante. Entonces, para que tu eléctrico te acompañe muchos años tendrás que realizar un mantenimiento periódico a manos de un profesional capacitado.

Sin embargo, este mantenimiento puede variar. Por ejemplo, los coches eléctricos Volkswagen, por su diseño y tecnología, tienen muy pocas partes y piezas que puedan ser revisadas y reemplazadas a lo largo de las diversas etapas de mantenimiento. Si quieres conocerlas, el motor del coche eléctrico tiene siete partes: un soporte fijo, un rotor, un estátor, dos tapas y dos cojinetes.

En definitiva, muchas decenas de partes y piezas menos que cualquier motor de combustión interna.

Una chica y un agente de servicio junto a un Volkswagen SUV rojo con el capó abierto

El mantenimiento de un coche eléctrico vs gasolina

El coste de mantenimiento anual de un coche eléctrico es mucho menor al que requiere un coche de combustión interna, aunque ambos necesitan ese servicio a partes más o menos iguales. Sumando los ahorros por subvenciones, tasas especiales y uso de estacionamientos públicos sin pago gracias a la etiqueta coche-eco, el coste anual de tu coche eléctrico resulta mucho más barato.

El servicio de mantenimiento de tu coche eléctrico debe efectuarse con regularidad. Esto es porque estas verificaciones permiten detectar fallos y corregirlos antes de presentar desgastes y roturas de piezas que puedan producir accidentes o reparaciones más costosas.

El coste de mantenimiento del coche eléctrico es menor que el de uno con motor de combustión

Un coche a gasolina tiene un motor complejo con una serie de sistemas adicionales que lo hacen más difícil de mantener. El sistema de refrigeración, gases de escape, transmisión y el propio motor de combustión interna tienen muchas partes y piezas que lo integran: bloque, cárter, cigüeñal, pistones, bielas, cojinetes, culata, válvulas, guías, resortes y seguros de válvulas. Además, también están la bomba y los sellos de agua, la bomba de aceite, sus juntas y sus sellos de aceite.

Aunque algunas piezas y partes de tu coche eléctrico sean costosas, es muy común que sean un 35% más baratas de mantener que las de un coche con motor a combustión interna. El servicio de mantenimiento común para cualquier coche eléctrico se aplicará al motor, la carrocería, el chasis y el engranaje.

Eso sí, es importante revisar y rellenar todos los fluidos de tu coche: el líquido refrigerante, el de los frenos, el limpiaparabrisas y la transmisión en los coches que todavía cuentan con ella. El sistema de aire acondicionado también necesita limpieza, porque de su mantenimiento depende la calidad del aire que respiras en tu coche. Otro elemento que requiere revisión y cambio son las escobillas para limpiar el parabrisas.

¿Quieres información más detallada? La calculadora de mantenimiento Volkswagen en línea te permitirá, mediante la selección del modelo de coche Volkswagen, la matrícula, el kilometraje, el tipo de combustible y el tipo de cambio de marchas, acceder a una lectura de todo el mantenimiento que necesita tu coche. Además, tendrás un presupuesto y podrás concertar una cita con el servicio oficial Volkswagen más cercano.

Un hombre con abrigo naranja mirando el móvil apoyado en un Volkswagen color gris

Funcionamiento y protección de un coche eléctrico Volkswagen

Un aspecto clave del funcionamiento de un coche eléctrico Volkswagen es el poco desgaste de los frenos. Además, una revisión para constatar el estado de los frenos y discos de freno incluye el cambio de estos si tienen desgaste. El uso del frenado regenerativo (carga de la batería mediante el freno), otorga a los discos y demás partes del sistema de frenos una vida más prolongada.

No obstante, el par motor (potencia de impulso de la tracción) en un coche eléctrico es bastante elevado en todo momento, y esto somete a los neumáticos a un desgaste elevado. Este desgaste puede evitarse arrancando el coche de manera suave, manteniendo una velocidad moderada y anticipando la conducción en el tráfico.

La extensa garantía de las baterías de los coches eléctricos

Ilustración en azul de una pantalla indicando el porcentaje de carga de un coche eléctrico

La batería será la parte más costosa de tu coche eléctrico. Todos los elementos anexos, como la conexión de carga, cargadores, conexiones de cables y la batería misma, se revisan durante el mantenimiento. Aún así, es muy raro que se dañe una batería de ion-litio, ya que por diseño soportan entre 1.000 y 3.000 ciclos de carga.

Casi todos los fabricantes de baterías de ion-litio para coches eléctricos otorgan una garantía de 160.000km y ocho años, lo que suceda primero. Eso sí, en esos casos la batería deberá mantener menos del 70% de carga residual, habiendo tenido a lo largo del tiempo un uso, cuidado y mantenimiento correctos.

Revisión anual de los coches eléctricos Volkswagen

El mantenimiento de los coches eléctricos exige verificar el aislamiento protector de todas sus conexiones eléctricas. Esta revisión debe poner énfasis en las conexiones de alto voltaje, aquellas que salen y entran en la batería de tracción. Esto exige equipamiento específico y un técnico especializado en coches eléctricos.

Hasta hace un par de años, el mantenimiento de los coches eléctricos se realizaba una vez al año. Sin embargo, en la actualidad, el mantenimiento se lleva a cabo cada dos años. Esto se debe a que hemos mejorado la tecnología de automoción, junto con la calidad de las partes y piezas de nuestros coches eléctricos.

Un agente de servicio de Volkswagen revisando la parte trasera de un Volkswagen ID.3

Elementos destacados alrededor del mantenimiento y vida útil de los coches eléctricos

Cada vez en menor tiempo, Volkswagen aumenta la calidad y autonomía de los coches eléctricos en sus modelos más emblemáticos. La mejora de las baterías de ion-litio y el aumento del voltaje de trabajo han permitido al coche eléctrico contar con más km/kWh de recorrido.

Esto, unido a la mejora en el tiempo de aceleración, un mayor rendimiento energético y la ampliación del tiempo de mantenimiento, ha hecho que cada vez más personas se decidan por los coches eléctricos, llegando incluso a representar casi la mitad de las adquisiciones en España.

¿Dónde quieres ir ahora?

Disfruta de un presente electrizante

Dos tecnologías híbridas para que elijas la tuya

¿Cómo y dónde puedo cargar?

¿Dónde quieres ir ahora?