Detalle de un Volkswagen blanco cargando conectado a un cargador de pared en un muro azul
Innovación

Las ventajas de instalar un cargador de pared en tu garaje comunitario

Innovación

Las ventajas de instalar un cargador de pared en tu garaje comunitario

Sin duda, instalar un cargador de pared en tu garaje comunitario es una excelente elección a largo plazo, pues tener un espacio de carga propio dentro de una zona común proporciona una gran comodidad en el día a día. A continuación, descubre factores clave en torno a cómo instalar un cargador de pared en un garaje comunitario.

Una chica conectando un cargador de pared a un Volkswagen SUV gris

Un mismo punto para la carga de varios coches eléctricos

La instalación de un cargador de pared en garajes comunitarios aporta una solución eficaz y muy útil. Es un punto que ofrece cercanía, accesibilidad y comodidad, y por ello resulta la mejor elección frente a otras alternativas de carga rápida. Sin embargo, debemos recordar que el proceso debe gestionarse siguiendo la normativa legal, y es que los vecinos que utilicen dicho servicio deben hacer frente al coste derivado de la instalación y del mantenimiento. Es por eso que recomendamos hablar con el presidente de la comunidad o el administrador de fincas para tramitar el proceso.

Otra de las grandes ventajas de tener un cargador de pared en espacio comunitario es el ahorro tanto de tiempo como de dinero que supone. El sistema está perfectamente equipado para ser utilizado cuando la situación lo requiera.

Energía solar para conductores de coches eléctricos

Un hombre cogiendo el cable de carga desde el maletero de un coche

La conducción responsable se alinea con el cuidado de la naturaleza y la tecnología potencia la innovación en torno a nuevas fuentes de energía. Eco-Smart es una propuesta innovadora y ecológica que ofrece numerosas ventajas a los conductores que disponen de un cargador Wallbox integrado en su espacio doméstico.

Se trata de una carga solar que eleva el ahorro a largo plazo y presenta dos modos de uso: la alimentación de la carga exclusivamente con una fuente de energía ecológica o la complementación de esta con la energía disponible en la red eléctrica. El usuario final decide qué opción se adapta más a sus circunstancias y necesidades.

Cómo una pequeña comunidad solventó sus problemas de carga

Aunque la innovación es constante en este sector, el objetivo de compartir la energía ya fue un auténtico reto en una pequeña comunidad en el año 2006. Conviene puntualizar que la infraestructura de aquel periodo se distancia de las posibilidades actuales y los conductores dependían, principalmente, del servicio ofrecido por las estaciones públicas.

Aún así, varias personas se unieron en una meta común y utilizaron una red eléctrica trifásica. Al no haber tantas estaciones de carga pública como las hay ahora, estos entusiastas de la movilidad eléctrica unieron sus fuerzas para crear un sistema de carga. Cuando uno de los miembros del grupo necesitaba cargar, acercaban el coche a la estación más cercana y el conductor hacía una donación para ello. Así es como empezó todo.

Detalle de una mano abriendo la tapa del conector de un Volkswagen ID.3
Una chica conectando un cargador eléctrico a un Volkswagen ID: Buzz aparcado en casa

Prepárate antes de la instalación de un cargador eléctrico en un espacio común

Instalar un cargador en una vivienda individual plantea unas condiciones distintas a instalarlo en un garaje comunitario.

Como indica el propio concepto, es un espacio compartido. Sin embargo, aunque puedas suponer que los trámites a seguir son más complejos, la realidad es totalmente diferente. Existe un requisito clave en este caso: debes comunicar tu decisión a la comunidad de propietarios. Es decir, es importante informar sobre esta cuestión con tiempo suficiente antes de proceder a la instalación, y para que quede constancia del hecho, es esencial notificar esta cuestión a través de un mensaje escrito.

El texto debe dirigirse al administrador de la comunidad o a la persona que ocupa el puesto de presidente. Ten en cuenta que también adquieres una responsabilidad con la medida adoptada: debes hacer frente al pago de la cantidad de energía. Y no olvides que es preciso ajustar el nivel de potencia para adaptarlo y alinearlo con las características del coche eléctrico.

Normativa para instalar un punto de recarga en tu garaje comunitario

Como hemos comentado, el proceso de instalación es muy sencillo. De hecho, la Ley de Propiedad Horizontal específica que no es necesario contar con la autorización de todos los propietarios para completar el proceso. Únicamente, es preciso informar a la comunidad por medio de un mensaje escrito. En ese caso, el punto de carga debe localizarse en la plaza del usuario. ¿Pero qué ocurre cuando la persona que está interesada en el servicio aparca su coche en una plaza de alquiler?

En ese caso, es importante que se comunique con el propietario para solicitar su autorización, también por escrito. Por tanto, si quieres alquilar una plaza de garaje, también puedes optar a este servicio.

Ilustración de un hombre conectando un coche eléctrico a un cargador de pared

¿Cuál es el precio de instalación de un cargador de pared?

Conviene destacar que no existe una respuesta general que clarifique la cuestión, porque en cada caso intervienen variables concretas y los técnicos especializados asesoran a los clientes para que elijan la opción que se adapta a sus necesidades particulares.

El coste de, por ejemplo, instalar un cargador de pared con un proveedor como Elli es a partir de los 849 euros, pero puedes solicitar varios presupuestos para saber cuál es, en tu caso, el precio de instalar un punto de recarga para tu coche eléctrico en un garaje comunitario.

¿Qué hacer si la comunidad de vecinos no te deja poner un punto de carga?

Como hemos comentado, es necesario informar al presidente de la comunidad o al administrador de fincas. A pesar de que no sea imprescindible contar con la aprobación de todos los vecinos, sí pueden darse circunstancias que hagan más complejo el proceso.

En ese caso, busca el asesoramiento legal de un abogado especializado en propiedad horizontal y que conozca todo lo relativo a la normativa de un parking comunitario. Por otra parte, es recomendable que mantengas una comunicación asertiva con otros propietarios. Tal vez otras personas también estén interesadas en aplicar esta mejora a medio o largo plazo.

En definitiva, antes de adoptar cualquier medida en una zona compartida, infórmate sobre los pasos que debes dar desde el punto de vista legal.

Como puedes ver, instalar un cargador de pared en un garaje comunitario ofrece la comodidad de poder adaptar el horario de carga a las necesidades personales. Además, el proceso se lleva a cabo en un entorno de seguridad.

¿Dónde quieres ir ahora?

Disfruta de un presente electrizante

Dos tecnologías híbridas para que elijas la tuya

¿Cómo y dónde puedo cargar?

¿Dónde quieres ir ahora?