Un Volkswagen ID. visto desde atrás circulando por una ciudad de noche
Innovación

El desafío de la conducción autónoma

Innovación

El desafío de la conducción autónoma

La conducción autónoma es un ejemplo de innovación que puede transformar el sector automovilístico. Descubre todo lo que puede ofrecer a largo plazo.

Dos personas leyendo dentro de un vehículo autónomo amarillo circulando por la calle

¿Qué es un sistema de conducción autónoma?

La conducción autónoma es un sistema que, mediante la integración de la tecnología más avanzada, transforma la experiencia de la conducción de forma sorprendente. Consiste en la automatización de diferentes funciones del coche, algo que permite al conductor adoptar un rol totalmente distinto durante el proceso de cualquier desplazamiento.

Volante de un coche autónomo circulando en la carretera y unas manos levantadas delante

Los niveles de conducción autónoma

Los grados de autonomía en la conducción pueden variar y dependen de lo equipado que esté el coche para ello.

Si bien el conductor siempre va a desempeñar el papel más importante, puesto que es responsable del volante, dispone de varios mecanismos de ayuda en función del tipo de modelo.

Descubre los niveles de conducción automatizada a continuación.

Coches con conducción autónoma de nivel 1

Los diseños que se encuentran en este grupo están equipados con soluciones prácticas que mejoran el nivel de seguridad en carretera.

Existen diferentes medidas de seguridad en el nivel 1. Por ejemplo, se dispone de un sistema que facilita las maniobras necesarias a la hora de estacionar. El control de velocidad es otra medida adicional que incrementa la comodidad en la conducción.

Coches con conducción autónoma de nivel 2

A día de hoy, la mayor parte de los coches son modelos que presentan un nivel 1 de autonomía. Sin embargo, existen otras funcionalidades más avanzadas, como ocurre con aquellas soluciones que tienen una automatización parcial.

Sus funciones se alinean, principalmente, con el movimiento del coche, ya sea lateral o longitudinal. El sistema de los coches de conducción autónoma de nivel 2 complementa la labor realizada por la persona que está al volante.

Coches con conducción autónoma de nivel 3

En el nivel 3 de autonomía el papel del conductor sigue siendo fundamental. Es un nivel que, al igual que en el ejemplo previo, posee sistemas especializados que ponen el foco en el movimiento de tipo longitudinal o lateral. Sin embargo, en este caso, dicho sistema se completa con la detección de objetos a partir de, por ejemplo, el propio diseño. Es decir, incrementa la capacidad de respuesta ante los obstáculos que se presentan durante un trayecto.

Coches con conducción autónoma de nivel 4

Las características que plantea este tipo de coche son la máxima expresión de la innovación. En este caso, el modelo presenta un importante grado de automatización que afecta de forma directa al rol del conductor. Este puede delegar diferentes tareas, puesto que el coche está equipado para desarrollar numerosas funciones. Es decir, el coche posee la autonomía necesaria para funcionar con seguridad.

Actualmente, el sector de la conducción automatizada se concentra en este tipo de propuesta para que los coches con conducción autónoma de nivel 4 sean nuestro futuro más próximo.

Un Volkswagen ID. rojo de costado circulando por una calle iluminada de azul

La conducción autónoma en España

El desarrollo de la autoconducción sigue avanzando. No obstante, todas las metas planteadas en cualquier nivel de conducción persiguen un propósito esencial: garantizar la máxima seguridad de las personas. Esto significa cuidar y priorizar el bienestar de la sociedad.

Sin embargo, la perfecta integración de la conducción automatizada en la vida práctica no solo requiere de un buen uso de la tecnología más avanzada, sino también de una adecuada normativa legal que vincule la teoría con la práctica. A este respecto, conviene puntualizar que el coche autónomo ya se ha contemplado en el contenido de la nueva Ley sobre Seguridad Vial.

Un informático prueba un sistema de conducción autónoma en un ordenador y personas caminan delante de una cámara

Eso implica que el fabricante debe informar a la autoridad competente sobre los aspectos esenciales del sistema empleado y especificar cuáles son las funcionalidades y propiedades de la conducción.

¿Cuál es la situación de la conducción automatizada en España? Actualmente, muchos modelos tienen un nivel de autonomía 1 o 2. Es decir, aunque cuentan con la integración de la tecnología, el papel del conductor es clave en todo momento y este debe permanecer atento a la labor que realiza.

La regulación legal en torno a este aspecto abre la puerta a la posibilidad de incrementar el grado de autonomía en el futuro. Sin embargo, para que esa expectativa sea viable, se necesita una regulación que la haga posible en la práctica. Es decir, se precisa de una normativa que permita la conducción de un modelo de estas características.

Avances desde Volkswagen

Los avances realizados por Volkswagen en el campo de la conducción autónoma priorizan la seguridad como una condición esencial, más allá de otros factores como la velocidad.

Teniendo esto en cuenta, en torno al año 2025 es probable que se produzca un incremento significativo en el número de modelos fabricados en serie con un mayor nivel de automatización.

Dos chicos hablando en una oficina y escribiendo en un cristal

En Volkswagen priorizamos la inversión e investigación en este ámbito, pues creemos que la innovación del coche autónomo será una revolución en la conducción pero también en el día a día. Y queremos ser parte de tu nuevo estilo de vida.

De hecho, este es un cambio que hasta modifica de forma significativa la gestión del tiempo. Y es que el espacio dedicado a la conducción podrá destinarse a otras tareas en el momento en el que la autoconducción alcance el estado deseado.

Por tanto, el futuro del sector automovilístico se presenta como un universo lleno de oportunidades. Un escenario que posiciona al conductor en una realidad diferente a la conocida hasta el momento.

¿Cómo ves el futuro de las carreteras a largo plazo? Como ya hemos visto, la autoconducción supone un auténtico desafío.

Un hombre con unas gafas de realidad virtual

¿Dónde quieres ir ahora?

Disfruta de un presente electrizante

Dos tecnologías híbridas para que elijas la tuya

¿Cómo y dónde puedo cargar?

¿Dónde quieres ir ahora?