Mujer con un perro y un Volkswagen ID. cargando de fondo.

Tipo de corriente
Glosario del tipo de corriente del coche eléctrico

Tipo de corriente
Glosario del tipo de corriente del coche eléctrico

Los coches eléctricos ofrecen una nueva posibilidad de movilidad y, con ello, abren la puerta a conceptos nunca vistos por los conductores. De todos los conceptos relacionados con este tipo de coches, la corriente eléctrica que utilizan es uno de los más importantes, ya que podría ocasionar daños si no se tiene la precaución necesaria.

En este apartado, abordaremos diversas definiciones correspondientes al tipo de corriente eléctrica del coche, como la corriente alterna, la continua, la monofásica o la trifásica, entre otras.

Mujer de espalda pasando delante de un Volkswagen ID.4 cargando.

Corriente eléctrica

Empecemos definiendo el concepto base. La corriente eléctrica es un fenómeno físico causado por el desplazamiento de una carga (como por ejemplo la de un ión o un electrón). Dicho de otro modo, es el movimiento de partículas con cargas positivas o negativas a través de un material y durante un tiempo determinado.

En los coches eléctricos, la corriente eléctrica es la que permite el funcionamiento del motor, ya que necesita la electricidad para desplazarse, a diferencia de los coches con motor de combustión.

Los motores de los coches eléctricos, a su vez, convierten la corriente alterna en corriente continua a través de un componente conocido como cargador a bordo. Esta energía transformada, finalmente, es aprovechada para la carga de la batería eléctrica. Pero ¿qué diferencia hay entre estos dos tipos de corriente?

Corriente alterna o AC

Ilustración de un coche Volkswagen ID. con energías renovables de fondo.

Es un tipo de corriente eléctrica en la que el flujo de los electrones va y viene, pero de manera irregular o a partir de ciclos. Los cargadores, por ejemplo, utilizan este tipo de corriente. También los hogares, mediante los enchufes.

Casi todas las estaciones de carga para coches eléctricos que se encuentran distribuidas en España son de corriente alterna y cuentan con una velocidad de carga aproximada de hasta 22kW. Estos cargadores también suelen instalarse en domicilios u oficinas, ya que la carga de la batería es más lenta. 

Corriente continua o DC

A diferencia de la corriente alterna, la corriente continua fluye de manera constante en una misma dirección. Una linterna, por ejemplo, funcionaría con este tipo de corriente.

Como ya hemos explicado, el suministro de la red eléctrica es de corriente alterna. Para que pueda transformarse en corriente continua, debe pasar por un conversor. Una vez sucede esto, ya se puede realizar la carga de la batería.

Los cargadores de corriente continua tienen en su interior este conversor y son utilizados directamente para la carga de los coches eléctricos. Estos cargadores son más rápidos y proporcionan mayor seguridad. Además, son los más utilizados en puntos de carga pública, en autopistas o en lugares donde el tiempo de carga tiene que ser menor. No obstante, este sistema también se está convirtiendo en el favorito de aquellos que deciden instalar estaciones de carga en sus domicilios, ya que ofrece posibilidades de carga rápida.

Corriente monofásica

La corriente monofásica trabaja con una sola fase que transmite la energía de 230V (baja tensión) y se caracteriza por la circulación de los electrones que cambian de dirección a una frecuencia de 50Hz (cincuenta veces por segundo). Es la corriente más común para la iluminación, los sistemas de calefacción y los motores eléctricos pequeños.

Al utilizar una corriente monofásica para la carga de la batería del coche, muchas personas desconectan sus electrodomésticos o dispositivos para que el cargador doméstico realice una carga perfecta.

Corriente trifásica

Primer plano de una carga en un Volkswagen ID.

La corriente trifásica es la más utilizada por la mayoría de las empresas y consiste en tres corrientes llamadas fases, de misma amplitud y frecuencia. Es eficaz, con más potencia para grandes instalaciones con un mayor consumo e ideal para el uso de diferentes equipos industriales.

Trabaja con unos 400V, una intensidad aproximada de 16A y, en la mayoría de casos, la potencia de salida es de unos 11 o 22kW. Estas especificaciones son perfectas para cargar la batería de coches eléctricos e híbridos.

Circuito eléctrico

Un circuito eléctrico es un conjunto de elementos por los que circula la electricidad. El circuito eléctrico del coche, en concreto, consta de varios componentes como el arranque, los sensores, el encendido de luces o motores eléctricos y la carga, entre otros. Estos se activan con interruptores que se abren y se cierran y funcionan por medio de electroimanes.

En los circuitos eléctricos de los coches, la corriente circula a lo largo del cable que proviene de la batería hasta el componente que va a alimentar. A su vez, este circuito está cerrado mediante la carrocería de metal y regresa así a la fuente, conectada a dicha carrocería a través de un cable resistente y grueso.

Intensidad de corriente

La intensidad de la corriente eléctrica es la cantidad de electricidad que circula por un circuito eléctrico o un conductor durante un tiempo determinado. Se mide en amperios (A) y su fórmula es I = Q/t, donde Q es la carga eléctrica en culombios y t es el tiempo en segundos.

¿Quieres disfrutar de un presente electrizante?

Descubre los modelos eléctricos de Volkswagen.

Disfruta de un presente electrizante

Dos tecnologías híbridas para que elijas la tuya

¿Cómo y dónde puedo cargar?