Técnico revisando el motor de un Volkswagen ID.

Motorización
Glosario de la motorización del coche eléctrico

Motorización
Glosario de la motorización del coche eléctrico

La motorización de un coche depende de las propiedades, las características y las tecnologías utilizadas durante la fabricación. Por otro lado, los coches cuentan con una motorización u otra según el tipo de motor que tengan y el tipo de energía que lo impulsan.

De este modo, podemos tener una motorización de combustión interna a gasolina, gasoil, gas licuado de petróleo (GLP) y gas natural comprimido (GNC); una motorización bifuel (que funciona con dos carburantes); una motorización eléctrica a batería; una motorización eléctrica mediante pila de batería (que genera electricidad a medida que el coche la necesita) y, por último, una motorización híbrida (que combina el sistema de combustión y el eléctrico).

A continuación te enumeramos los tipos de motorización más conocidos.

Mujer revisando el motor de un Volkswagen ID.

BEV o Coche Eléctrico de Batería

Estas siglas, procedentes del inglés (Battery Electric Vehicle), hacen referencia a la motorización de tu coche eléctrico de batería y mencionan así su característica específica: la energía que hace funcionar el motor proviene de una batería que se carga con una fuente externa. Por lo tanto, el BEV se distingue de otros tipos de motorización de coche eléctrico en los que la corriente se genera en su interior cargando la batería que alimenta el motor.

Por otro lado, el desplazamiento máximo de este tipo de coche eléctrico dependerá de la capacidad de carga de la batería. A mayor carga, mayor rendimiento de la batería por kilómetro recorrido.

¿Y cómo se carga la batería de un BEV? Mediante un cable con enchufe conectado a la red eléctrica de tu casa o a la toma corriente de una estación de carga pública. Además, también puedes utilizar un generador de corriente portátil.

Bifuel

Ilustración del funcionamiento interior de un Volkswagen Golf Bifuel

La motorización bifuel hace referencia a los coches con motor de combustión interna capaces de emplear dos tipos de combustible. Esto significa que pueden utilizar gasolina y GLP o GNC. Esto implica que, además de estar equipados con un motor a gasolina y todos los accesorios y dispositivos para su funcionamiento, también tengan instalados los elementos necesarios para usar GLP o GNC como combustible alternativo.

Al utilizar el GLP como combustible alterno, el coche también contará con un tanque para almacenar el GLP, un sistema de inyectores, una toma de llenado, un vaporizador, un sistema de cañerías y conexiones, un dispositivo de control electrónico y un conmutador.

En el caso de que quieras emplear como combustible alternativo el GNC, también necesitarás un depósito o botella, una válvula de cierre y apertura, un sistema de tuberías y conexiones, un selector de combustible y un manómetro regulador de presión.

EV o Vehículo Eléctrico

Estas siglas del inglés (Electric Vehicle) corresponden a la motorización eléctrica con independencia del origen de la energía y el tipo de batería que utilice el vehículo.

Los EV tienen varias ventajas sobre los coches con motores a gasolina, gasoil, GLP y GNC. Para empezar, con el coche detenido el arranque es casi instantáneo y tiene una gran fuerza de empuje. De igual manera, puede acelerar rápidamente por avenidas y autopistas.

Los coches EV tampoco emiten gases contaminantes, no producen ruido, su movimiento es silencioso y su conducción agradable. Además, la DGT les proporciona la etiqueta Coche Cero Emisiones, haciendo así que desbanque a los demás coches del sector.

FCV o Coche Eléctrico de Células de Combustible

Volkswagen ID.4 circulando por la ciudad.

La motorización FCV (o vehículo eléctrico de células de combustible) genera la electricidad para el movimiento del coche dentro de una pila de corriente y eso es lo que la diferencia de la motorización BEV, que requiere de una fuente externa para su carga. El FCV, además, utiliza el hidrógeno comprimido como combustible.

El proceso que produce la electricidad en la motorización FCV se conoce como electrólisis inversa: dentro de la batería se mezclan el hidrógeno con el oxígeno del aire y reaccionan. Así, el hidrógeno se oxida liberando o perdiendo los electrones que se convierten en corriente eléctrica.

Este coche también disfruta de la etiqueta azul Coche Cero emisiones de la DGT, pero la carga de la batería es un poco más lenta que en los BEV. 

Par motor

Se denomina par motor a la capacidad que tiene el motor de generar potencia para mover las ruedas. Es decir, es la fuerza física que debe aplicarse para hacer girar un eje, que en el caso del coche es el cigüeñal. A mayor aceleración, más par motor y viceversa.

En los coches eléctricos, el par motor es prácticamente instantáneo, ya que puede proporcionar gran cantidad de fuerza desde su estado parado (es decir, en el momento de empezar a circular). En los coches de combustión, sin embargo, este proceso es más lento y la fuerza tiene que pasar primero al cigüeñal para que más tarde sea transmitida a los demás componentes.

Así, las motorizaciones de los coches eléctricos tienen grandes ventajas ante las de los coches de combustión. Eso sí, en los EV el par motor es mayor en el momento de arrancar y después de un tiempo de funcionamiento se reduce. Además, también puede disminuir a causa de la carga, el peso del coche y la resistencia de las inclinaciones en las vías.

Conocer de cerca las prestaciones de cada tipo de motorización. 

Echa un vistazo a los modelos disponibles en Volkswagen

Disfruta de un presente electrizante

Dos tecnologías híbridas para que elijas la tuya

¿Cómo y dónde puedo cargar?