Un hombre con un Wallbox en casa y un Volkswagen ID. Buzz que se ve parcialmente

Carga
Glosario de carga del coche eléctrico

Carga
Glosario de carga del coche eléctrico

Actualmente, los coches eléctricos cada vez están más presentes en la vida de las personas, y es que los BEV o Vehículos Eléctricos de Batería son fabricados de acuerdo al tipo de consumo y uso que el conductor necesite o quiera darles: hay modelos que priorizan la velocidad, otros el ahorro… Y lo mismo sucede con los coches híbridos, que cuentan con una gran eficiencia y ventajas respecto a los de combustión interna.

¿Sabías que las baterías de este tipo de coche pueden cargarse con las frenadas gracias a un sistema que utiliza un generador de corriente que suministra energía eléctrica?

En este apartado te introducimos en el mundo de la carga del coche eléctrico, repasando los conceptos más generales y básicos.

Wallbox conectado a un Volkswagen ID. iluminado con luces azules y rojas

Cargador doméstico o de pared

Las estaciones de carga domésticas son instalaciones que suelen estar ubicadas en el garaje de casa en forma individual o comunitaria, y permiten realizar cargas en distintos tiempos dependiendo del tipo de cargador.

¿Y qué hay del cargador? Es un instrumento, normalmente ubicado en la pared, que proporciona energía a través de la red eléctrica al coche con batería. De este modo, y mediante componentes electromecánicos, este se puede desplazar durante varias horas.

CCS

El CCS es un sistema de carga combinado que se utiliza en la mayoría de los coches eléctricos y que puede ser de dos maneras distintas: de corriente continua o de corriente alterna.

Los conectores del CCS, elaborados para dos tipos de combinación de corrientes, funcionan en coches eléctricos y otros tipos de coches enchufables que puedan conectarse. Es así como se obtienen las cargas necesarias para las baterías.

CHAdeMO

Proviene del término en inglés “CHArge de MOve” o ""charge de move"", que significa “cargar para moverse” y es un conector utilizado para mejorar las cargas rápidas de las baterías.

Este conector ha sido perfeccionado a través de los años para ser apto en cargas rápidas y disminuir el tiempo de espera. ¡Y es que soporta potencias de hasta 500kW y 600A de intensidad de una corriente continua!

Electrolinera

Un Volkswagen ID.3 conectado a un punto de carga en la calle

Las electrolineras son estaciones de servicio de energía que proveen de carga a las baterías de los coches eléctricos.

Estas estaciones ya están presentes en la mayoría de las zonas con una gran cantidad de movimiento de este tipo de coches, y a día de hoy existen dos modalidades: las de cargas y las de cambio de baterías, siendo estas últimas estaciones en las que el coche puede renovar su batería en unos minutos. Las estaciones de cambio de batería no son tan comunes como las estaciones de carga, y uno de los motivos es que necesitan una gran cantidad de baterías, pues todavía no existe una universal que sirva a todos los modelos existentes.

Estado de la carga

El estado de la carga es lo que equivale al indicador del depósito en los coches de combustión, pero en este caso nos da información de la carga de los coches eléctricos de batería (BEV), los híbridos eléctricos (HEV) y los híbridos enchufables (PHEV).

Eso sí, es importante no confundir este concepto con el de la profundidad de descarga, que suele hacer referencia a la vida útil de la batería, y no al estado actual de esta.

Modos de carga

Los modos de carga son las distintas maneras en que los coches eléctricos e híbridos enchufables pueden cargar sus baterías a través de una fuente de alimentación externa, y existen cuatro tipos:

  • Modo de carga uno. Normalmente es utilizado en coches pequeños, motocicletas, bicicletas y patinetes, entre otros. El conector que se utiliza en este modo de carga necesita de un cable que proviene del propio vehículo.
  • Modo de carga dos. Son instalaciones ubicadas en casas particulares cuyas cargas llegan hasta un máximo de 3,7kW. Están pensadas para coches eléctricos o híbridos, y utilizan una caja que proporciona mayor seguridad gracias a su sistema de protección.
  • Modo de carga tres. Este modo es utilizado para cargas semi-rápidas y es destinado principalmente a coches eléctricos. Sin embargo, también sirve para modelos híbridos con enchufes: de hecho, genera mayor autonomía en estos.
  • Modo de carga cuatro. Es la más rápida, y permite cargar como mínimo el 70% de la batería de un coche eléctrico. Son instalaciones ubicadas fuera de los domicilios particulares, y su uso debe considerarse a partir de los 50kWh.

Gestor de carga

Un hombre al volante de un Volkswagen buscando estaciones del carga en el móvil

Se conoce como gestor de carga el cliente que suministra o vende energía eléctrica para cargar baterías de coches eléctricos.

Estos gestores funcionan como una figura legal para este tipo de negocio, y pueden ser una empresa, una persona independiente o grupos de vecinos que quieran ofrecer este tipo de servicio. Eso sí, siempre deberán contar con las instalaciones e infraestructuras correspondientes.

Un ejemplo muy común de gestores de carga son algunos restaurantes, que ven la oportunidad de poder ofrecer un servicio más y generar un mayor beneficio económico para su empresa.

High Power Charging

"El High Power Charging" es lo último en cargadores rápidos para coches eléctricos. Genera un aumento de potencia si los comparamos con la carga rápida normal, ya que suele ir de 50 hasta 150 o 350kW.

Se trata de una tecnología ideal para establecimientos que cuentan con cargas rápidas para coches eléctricos: reduce los tiempos de carga porque las baterías pueden cargarse completamente en unos tres o cinco minutos para un recorrido aproximado de 100km.

Como efecto dominó, otra de las ventajas de este tipo de cargador es que reduce los tiempos de espera en las estaciones, ya que las cargas convencionales pueden llevar unas horas.

--:--

Inversores

Los inversores son dispositivos que se accionan al presionar el pedal de freno del coche eléctrico. Estos llevan a cabo la función de generador y es a través de ellos que se transfiere la energía a las celdas de la batería (estas son el núcleo activo de los sistemas de batería). Esto lo convierte en un mecanismo bidireccional.

Yendo más al detalle, lo que hacen estos inversores es transferir energía de corriente continua al motor a través de una serie de transistores. Además, se encargan de la conversión de la energía adquirida por el freno, regenerándose para suministrar cargas a las baterías.

Mennekes

Es un enchufe de uso industrial más conocido como conector Tipo 2 y se utiliza en Europa como un estándar para la carga de coches eléctricos. Está conformado por siete bornes (o contactos que conectan y transmiten la energía), de los cuales cuatro son para la corriente trifásica, dos para las comunicaciones y el otro es de tierra.

¡Repasemos sus características! Admite cargas trifásicas de hasta 63A y monofásicas de hasta 16A; tiene un diámetro aproximado de 55cm; posee dos clavijas imprescindibles para las dos fases complementarias de la carga trifásica y es utilizado en muchas industrias de coches en el continente europeo u otros países (además de ser el favorito de la mayoría de los fabricantes).

Potencia de carga

La potencia de carga depende de diversos factores, como pueden ser la temperatura de la batería y del exterior, los puntos de carga, el cable que se usa para la conexión, el estado de la batería, etc. Se mide en kW y podemos definirla como aquello que permite que una cierta cantidad de electricidad pase por el cargador y llegue al coche: a mayor potencia, más electricidad.

Este concepto es importante, ya que si instalas un punto de carga en tu domicilio, este deberá tener la potencia suficiente. La potencia mínima para cargar un coche eléctrico es, entonces, de 2,3kW, aunque se recomienda contratar al menos unos 3,6kW. Sin embargo, lo ideal es que el punto en el que cargues tu coche tenga unos 7,4kW de potencia.

Puntos de carga

Volkswagen Passat junto a un Wallbox en un parking

Gracias a los puntos de carga o estaciones de carga, los conductores de coches eléctricos pueden realizar recorridos de largas distancias, y la mejor manera de hacerlo es planificando previamente su ruta.

En el pasado, la falta de puntos de carga hacía que los coches de gasolina fueran más prácticos, al existir gran cantidad de gasolineras. No obstante, a día de hoy se pueden encontrar estaciones de carga en hoteles, centros comerciales, supermercados y muchos otros lugares. Además, la posibilidad de instalar un punto de carga en el propio domicilio hace que los desplazamientos a puntos concretos (como la oficina) sean más fáciles que nunca.

¿Sabías que para conocer los puntos de carga existentes a tu alrededor o en diferentes zonas puedes utilizar aplicaciones móviles diseñadas para ello?

Recarga

La carga de una batería puede diferenciarse por el tiempo que conlleva, y puede ser rápida, semi-rápida o convencional.

La carga convencional suele llevar unas ocho horas, aproximadamente, si se quiere llegar a la carga completa y emplear el mismo voltaje e intensidad que la utilizada en los hogares. Esta carga sería la conocida como convencional, que es la que lleva más tiempo.

En cambio, para la carga semi-rápida se suelen necesitar unas cuatro horas con una potencia de 7,3kW y una intensidad de 32A. Por último, la carga rápida se realiza en unos 30 minutos para cargar el 80% de la batería y utiliza una mayor intensidad de corriente adquiriendo una potencia de unos 50kW. Es importante especificar que las estaciones que ofrecen este último tipo de carga requieren una infraestructura especial para aumentar la autonomía de los coches eléctricos.

Schuko

El enchufe o conector Schuko consta de dos polos (fase y neutro) y es utilizado en conexiones de equipos eléctricos de baja tensión. Normalmente, se encuentra en los domicilios y en las estaciones de carga convencional, que son las que hemos descrito en el apartado anterior.

El Schuko está preparado para soportar corrientes de hasta 16A en períodos de tiempos cortos y, tanto si se utiliza como cable de carga o en forma portátil, su uso se recomienda hasta los 13A para evitar un sobrecalentamiento.

Cable de carga en el maletero de un Volkswagen

Supercharger

El ""supercharger"" o supercargador proporciona una carga rápida y mayor potencia en las redes de carga de baterías eléctricas. En sus inicios, su uso fue limitado para una marca específica, pero hoy en día es utilizado para cargas de diferentes tipos y modelos de coches eléctricos.

Cuando enchufes el conector de carga al puerto del coche, podrás observar el parpadeo del LED, que indicará el comienzo del supercargador. Además, este tipo de cargador te permitirá supervisar constantemente su avance.

Tarifa de electricidad para coche eléctrico

Para calcular el coste de la energía empleada en cargar tu coche, deberás conocer el gasto mensual de electricidad consumida. Para ello, necesitamos multiplicar el número de kWh que consume el coche por la tarifa en kWh de tu factura de electricidad.

Cada proveedor de energía posee una tarifa de kWh diferente a las demás. Sin embargo, eso no es todo, ya que existen otros factores que se deben tener en cuenta al influir en los precios del proveedor, como la tarifa horaria (con o sin discriminación horaria), los servicios adicionales y de consumo de internet…

Vehicle to grid

Esta expresión en inglés hace referencia a una tecnología que se encarga de la gestión de la carga bidireccional. Su funcionamiento se basa en extraer energía para la carga eléctrica en tiempos de menor consumo y, en el momento de una demanda más alta, devolver la energía a la red.

Si llegas a utilizar esta tecnología puedes evitar algún que otro inconveniente, porque ofrece servicios que permiten suavizar la red y, por consiguiente, aumentar la seguridad y estabilidad de esta.

¿Tienes un Volkswagen eléctrico?

Si es así, descubre más sobre tus opciones de carga.

Disfruta de un presente electrizante

Dos tecnologías híbridas para que elijas la tuya

¿Cómo y dónde puedo cargar?