Carga y autonomía

¿Dónde puedo cargar? 

La movilidad eléctrica cada vez determinará más nuestra vida cotidiana. Con un vehículo así podrás librarte de viejos hábitos y verás que muchas cosas serán más fáciles. Por ejemplo, podrás cargar tu coche eléctrico mientras duermes, en el trabajo o al ir de compras. Las numerosas estaciones de carga que encontrarás por el camino, o la instalación de tu casa, te proporcionarán la electricidad necesaria en todo momento. Y si además eliges comprar electricidad ecológica, tu viaje al futuro generará pocas emisiones y será especialmente sostenible.

Recarga tu vehículo en el aparcamiento del súper.

Repostar en casa.

Tú sueñas, tu vehículo se carga.

Imagina que te montas por la mañana en tu automóvil eléctrico y empiezas el día lleno de energía. Mientras descansas por la noche, tu coche también carga las pilas, literalmente. Puedes usarlo para cargar en cualquier enchufe doméstico. Más fácil imposible. Todo lo que necesitas para ello es un cable de carga apropiado para la red de suministro eléctrico.

La electrolinera en tu casa.

  1. Cargar tu coche eléctrico en casa es más fácil de lo que crees. Simplemente enchufa el cable de carga. En cuanto cierres tu coche con la llave, el proceso de carga empezará de inmediato. 
  2. Cargar con un Volkswagen ID. Charger: Si tienes una casa con garaje, instalar un Volkswagen ID. Charger resulta muy sencillo. El proceso de carga es igual de fácil que con una toma de corriente doméstica, pero mucho más cómodo y rápido. Tan solo has de coger el conector, enchufarlo y cerrar el coche. La energía necesaria se toma de la instalación eléctrica de tu hogar y se factura de la manera habitual a través de tu proveedor de electricidad. Más cómodo y más rápido imposible.