Mujer apoyada en una pared de madera junto a un Wallbox
Modelos eléctricos

Así es la instalación de cargadores para coches eléctricos

Modelos eléctricos

Así es la instalación de cargadores para coches eléctricos

La instalación de un cargador para coches eléctricos se puede llevar a cabo en el propio domicilio, pero también fuera de él. En este artículo encontrarás conceptos relacionados con la instalación de cargadores para coches eléctricos, así como información sobre cargas de inducción, entre otras cuestiones importantes.

Una familia el la puerta del parking junto a un Wallbox y un coche eléctrico

¿Cuál es el precio de cargar un coche eléctrico?

El precio de instalación de un cargador para coche eléctrico depende de varios factores que debemos tener en cuenta, como el tipo de Wallbox, el profesional que vaya a instalarlo, etc.

Si lo que te interesa es saber los costes de los cargadores, estos pueden oscilar entre 450 y 1000 euros. No obstante, también debes tener en cuenta que el precio de carga de un coche eléctrico varía de acuerdo al consumo del mismo y, a veces, depende del cargador y su potencia.

Esquema de la instalación de un cargador para coches eléctricos

Toda instalación para fuentes de alimentación de energía eléctrica externa (es decir, para la carga de los coches eléctricos) se lleva a cabo según unos esquemas de conexión. Así, antes de proceder con la instalación, el profesional que vaya a realizarla deberá preparar una memoria técnica que especifique el esquema de conexión que va a utilizar.

Existen varios esquemas de instalación de cargadores. A continuación, citamos algunos de los más utilizados:

  • Esquema con circuitos adicionales utilizados para la carga del coche eléctrico. 
  • Esquema individual para cada estación de carga con un contador. 
  • Esquema troncal o colectivo, que posee un contador principal al comienzo de la instalación. 
  • Esquema individual para los hogares con un contador común.

Normativa para la instalación de un punto de recarga de tu coche eléctrico

En febrero del 2022 entró en vigor la normativa IEC 61851-1 (nueva normativa de puntos de carga para coches eléctricos), que es responsabilidad de la Comisión Electrotécnica Internacional.

Esta normativa tiene como finalidad comprobar que los puntos de carga de coches eléctricos que se comercializan en la Unión Europea satisfagan las exigencias mínimas, con sus respectivas características técnicas y de seguridad. El objetivo de todo esto no es más que unificar las propiedades, así como también las funcionalidades de los equipos.

La instalación de un cargador para coches eléctricos en un garaje comunitario

Para la instalación del cargador se deben conocer los distintos tipos que existen, las clases de enchufes disponibles y sus correspondientes potencias, entre otras cuestiones.

Si esta se va a realizar en un edificio que no está preparado o no cuenta con una instalación previa, se deberá comunicar a los vecinos antes de proceder con los requerimientos necesarios para dicha colocación. Esto se hará teniendo siempre en cuenta las normas que rigen en la comunidad. Si de lo contrario, el edificio ya cuenta con una preinstalación, será más sencilla la colocación del mismo. Del mismo modo, la instalación se deberá realizar siempre de acuerdo a la normativa actualmente vigente.

¿Se puede instalar un cargador de coche eléctrico en la calle?

Wallbox en una columna de concreto y unas enredaderas

Si quieres instalar un cargador, este deberá situarse en una plaza de estacionamiento privada, para contar con el apoyo de empresas proveedoras de cargadores Wallbox o de pared.

La instalación de cargadores de coches eléctricos en las calles siempre dependerá de las autoridades locales.

El futuro está en la carga por inducción

Las empresas de energía, proveedores y fabricantes de coches están trabajando en una tecnología que permitirá cargar rápidamente las baterías de los coches eléctricos sin un cable de carga. Más específicamente, están desarrollando sistemas de cargas inductivas (aquellas que utilizan campos electromagnéticos sin conexión física) y trabajando en su estandarización.

Esto permitirá la carga inalámbrica en los semáforos, pero también en muchos lugares donde los conductores estacionan temporalmente su coche: en el aparcamiento del supermercado, en la consulta médica, parkings de varias plantas, estaciones de servicio de las autopistas y gasolineras. En definitiva, los sistemas de carga inductiva están elevando la movilidad eléctrica a un nivel completamente nuevo.

Tiempos de la carga inductiva

Se necesita una red de estaciones de cargas inductivas para que la carga inalámbrica de baterías esté disponible en el país. Para ello, las almohadillas del transmisor deben instalarse en el suelo, permitiendo la carga inalámbrica e inductiva de coches eléctricos estacionados encima de ellos. Esto supone una ventaja práctica, y es que en ningún momento tendrás que llevar conectores especiales contigo para cargar tu coche eléctrico en los puntos de carga.

Eso sí, el desarrollo de la plataforma transmisora presenta un desafío, ya que debe tener la mayor tolerancia posible para el estacionamiento de coches. Por el momento, los coches tienen que estacionarse directamente sobre la plataforma para una transferencia de energía eficiente. De lo contrario, existe el riesgo de pérdidas en la carga. Además, se necesita un sistema estandarizado que pueda tener en cuenta los diferentes tamaños de coches y sus diferentes bobinas receptoras.

Volkswagen ID.4 rojo aparcado en la calle en una estación de carga

Carga de refrigerios y otras recomendaciones

Volkswagen ID.4 amarillo visto parcialmente conectado a un Wallbox

“Carga de refrigerios” significa usar paradas temporales para cargar. Con frecuencia hay que esperar un tiempo en los pasos a nivel o en los cruces y, mientras esperas, la batería de iones de litio se carga rápidamente por inducción. Esto hace que la carga de la batería sea una propuesta realista en el tráfico urbano.

Los ciclos de carga cortos también son beneficiosos. De hecho, cuatro o cinco cargas cortas al día mantienen la duración de la batería. Así, el coche eléctrico solo necesitará cargarse en una estación de carga o conectarse a un Wallbox antes de emprender viajes más largos.

¿Cómo se lleva a cabo la carga por inducción?

Ya es posible cargar coches sin cable de carga. Sin embargo, hasta ahora esto ha implicado una cierta cantidad de tiempo.

La carga inductiva del coche durante la conducción también debería ser posible para un rango más largo para que los viajes de varios kilómetros puedan disfrutarse por completo sin la necesidad de parar para cargar. No obstante, una cosa ya es segura, y es que la red de carga está creciendo y el mayor desarrollo de las instalaciones hace posible que la carga inalámbrica sea cada vez más fácil.

En resumen, la nueva generación de coches eléctricos ya no depende tanto de la carga estacionaria. Por ejemplo, la familia ID. alcanza autonomías de más de 500km.

Sea como sea, ya es una realidad que los coches eléctricos puedan abastecerse de energía mediante cargas de inducción, y esto significa que cada vez está más cerca el futuro en el que la movilidad eléctrica sea más fácil y accesible.

¿Dónde quieres ir ahora?

Disfruta de un presente electrizante

Dos tecnologías híbridas para que elijas la tuya

¿Cómo y dónde puedo cargar?

¿Dónde quieres ir ahora?