Carga y autonomía

¿Cómo puedo pagar?

Con un vehículo eléctrico tienes tres opciones para pagar de forma sencilla y cómoda. Puedes usar una aplicación, una tarjeta de carga o tarjeta de crédito, lo que te sea más cómodo. También existen estaciones de carga públicas, por ejemplo en aparcamientos de supermercados, donde la carga es muchas veces gratuita.

Estación de carga que permite pagar con tarjeta

Toma de corriente y Wallbox

Si cargas tu coche eléctrico en casa a través de un enchufe o de un Wallbox, pagarás la carga de la batería en tu próxima factura de la luz. Más fácil imposible.

Vehículo eléctrico cargándose en casa con un Wallbox

Estaciones de carga públicas

En las estaciones de carga públicas situadas en el centro de la ciudad o en la autopista, pagar también es muy fácil. Como conductor de un eléctrico, no tienes más que elegir un proveedor, este te cobrará por la electricidad que consumas durante la carga. Se trata de un proveedor de servicios de movilidad MSP (Mobility Service Provider), que te ofrece una tarifa de facturación perfectamente adaptada a tus necesidades, como la tarifa de tu teléfono móvil. Y si tu MSP no está conectado a una estación de carga concreta, puedes usarlo igualmente con lo que se conoce como carga ad hoc y efectuar el pago de manera directa usando tu tarjeta de crédito.