Vista trasera del Volkswagen ID. Life.
Modelos eléctricos

Diversión para todos con el ID. Life

1.
Estudio de producción.
Modelos eléctricos

Diversión para todos con el ID. Life

Es el miembro más pequeño de la familia ID., pero el ID. Life ha conseguido que nuestro compromiso con la sostenibilidad sea más grande que nunca. Con una forma única que reinterpreta radicalmente la estética SUV, un techo textil fabricado a partir de materiales reciclados con el que disfrutarás de la conducción al aire libre y una tecnología totalmente inteligente que vincula a la perfección coche y móvil.

Concepto: sosteniblemente impresionante

El ID. Life se ha diseñado pensando en la sostenibilidad. Para verlo, solo hace falta mirar la capa de pintura transparente orgánica utilizada en su carrocería. A esta pintura, se han incorporado virutas de madera reciclada teñidas de azul para causar una impresión inconfundible.

El ID. Life debe su llamativo diseño del capó y techo a un tejido de cámara de aire fabricado con botellas de PET recicladas, una característica que reduce aún más el peso del coche. El interior de este eléctrico también muestra lo bien que puede lucir la sostenibilidad: los materiales reciclados seleccionados y la madera con certificación FSC lo convierten en una especie de segundo salón.

El coche se desliza por la carretera sobre neumáticos que incluyen una alta proporción de materias primas renovables, como el caucho natural y la cáscara de arroz. El resultado es una forma de movilidad poco ruidosa y libre de CO2.

Interior: innovador, cómodo, descapotable

El viaje hacia el futuro empieza en el momento en el que desbloqueas el coche. Para empezar, el ID. Life utiliza una cámara para ver quién lo va a conducir. Los clásicos espejos e interruptores también se sustituyen por cámaras, pantallas y un volante sensible al tacto dentro de su reducida cabina. Además, podrás controlar muchas de las funciones a través del móvil.

Para que te sientas como en casa, los asientos de este eléctrico se transforman sin esfuerzo en un salón, en espacio de almacenamiento o incluso en un lugar para dormir. Para los jugadores y adictos a las series, el ID. Life tiene un as bajo la manga: una consola, un proyector y una pantalla integrados en su sistema de Infotainment que te proporcionarán el mejor entretenimiento mientras, por ejemplo, cargas el coche.

Exterior: reducido, compacto, atemporal

El diseño es un lenguaje. Por eso, gracias a sus poderosas proporciones y a su forma excepcionalmente reducida, el diseño atemporal del ID. Life habla por sí mismo. Lo más destacable: la carrocería con diseño monolítico y sin ornamentos que parece haber sido fundida a partir de un único molde.

Como el primer modelo ID. de la historia, el ID. Life también está equipado con tracción eléctrica delantera. Esto le da más flexibilidad y genera un mayor espacio para los pasajeros y el equipaje.

Un aspecto destacado en la parte superior es el techo textil con cámara de aire y un diseño de rombos personalizable que se fija a la carrocería mediante cremalleras. Esto hace que sea muy fácil de retirar.

El ID. Life ofrece una gran libertad de diseño y, sobre todo, una sensación de espacio abierto total.

Estilo: diseño minimalista, máxima libertad de expresión

Para el ID. Life hemos desarrollado un diseño llamativo y de alta calidad que se centra en el mínimo uso de materiales y colores. Este estilo purista queda subrayado por la división horizontal entre la carrocería, las superficies acristaladas y el techo.

El interior, que se inspira en el diseño de muebles, tiene un armonioso concepto cromático y de iluminación: los colores básicos son brillantes y reducidos. Las superficies y una alfombra de pelo alto color antracita se complementa con madera auténtica y acentos en color violeta. Las decoraciones de las puertas también están iluminadas con colores sutiles a juego, creando un ambiente tranquilo y al mismo tiempo hogareño en el ID. Life.

¿Dónde quieres ir ahora?

Un futuro prometedor: el ID. Crozz

ID. Vizzion, el buque insígnia de los eléctricos Volkswagen

Redescubriendo el pasado: el origen de la electromovilidad

¿Dónde quieres ir ahora?