2.3.47.2, 2017-10-10 18:26:25
Volkswagen WLTP

WLTP: hacia unos valores de consumo más realistas.

9 consejos para ahorrar combustible.

Hay muchos factores que influyen en el consumo de carburante de tu vehículo, y muchos no los puedes regular. Sin embargo, unos sencillos trucos pueden ayudarte a reducir el consumo más de lo que imaginas.

1. Planifica tu ruta

La tranquilidad al volante también ahorra combustible.

Cuanto menos nervioso estés, más puedes ahorrar. Conducir a una velocidad moderada y constante, usar menos el freno y fluir con el tráfico son pequeños trucos para ahorrar combustible. Y además de gastar menos, ganarás en seguridad ya que reducirás el riesgo de accidente además de contribuir a evitar los atascos.

2. Conduce siempre con una marcha elevada

Tu caja de cambios también ahorra.

¿Ir a 30km/h en tercera? ¡Claro que si! A los motores TDI y TSI les encanta ir a bajas velocidades ya que desarrollan un par y una aceleración sorprendente a velocidades bajas de motor. Escucha a tu vehículo, mete la segunda marcha en cuanto te pongas en movimiento y no revoluciones el motor más de lo adecuado. Una marcha larga puede darte la eficiencia y la comodidad que necesitas.

3. Conducir sin consumir, es posible

Déjate llevar.

Utilizando las técnicas adecuadas puedes ahorrar combustible. ¿Sabes cómo conseguir un consumo de de 0,0l/100km? Claramente solo podrás en determinados momentos, pero prueba a dejar la marcha puesta y haz que el coche se desplace con la inercia. La válvula de cierre de combustible corta la alimentación al motor, y mientras no aceleres, no gastarás ni una sola gota de combustible. 

4. Utiliza los accesorios solo cuando sea necesario

Más confort, menos consumo.

Ahorra hasta 2 litros tomando las decisiones correctas. Los accesorios hacen que la conducción sea más cómoda, pero también acaban resultando más caros si se utilizan en exceso. Por ejemplo, hacer un uso excesivo de aire acondicionado en verano consumirá unos 2 litros cada 100km a velocidades bajas. No obstante, la temperatura también puede reducirse ventilando el vehículo antes del viaje y comenzarlo con las ventanillas abiertas durante un tiempo. Asimismo, utilizar accesorios externos aumenta el rozamiento con el aire y provoca un mayor consumo, así que cuando no tengas que llevar una bicicleta, retira el soporte.

5. Mantén siempre la presión que recomienda el fabricante

La única presión, la de tus neumáticos.

El ahorro de combustible comienza incluso antes de iniciar el trayecto. Ahorra un 15% comprobando la presión cada cierto tiempo. Si hinchas tus neumáticos con la presión recomendada reducirás la resistencia a la rodadura, y por lo tanto, el consumo de combustible. Cuando compres neumáticos, comprueba que tienen la resistencia a la rodadura más baja posible. De este modo ahorrarás hasta un 3%.

6. Evita los trayectos cortos

A tu motor le gusta estar caliente.

Combinar trayectos ahorra más porque el motor consume más cuando está frío. Si habitualmente conduces solo distancias cortas, ¡tu consumo puede dispararse hasta los 30l/100 km! Sin embargo, puedes ahorrar combustible combinando diversas paradas en un trayecto. Cuando hagas trayectos largos tu motor alcanzará la temperatura de funcionamiento adecuada y utilizará mucho menos combustible.

7. El aceite de baja fricción también ahorra combustible

Ahorro donde no te lo imaginas.

Un aceite de calidad puede ahorrarte hasta un 5% de combustible. Los lubricantes de baja fricción son los mejores para optimizar el funcionamiento de tu motor, ya que son capaces de reducir el consumo de combustible hasta un 5% en comparación con los lubricantes convencionales. En Volkswagen, todos nuestro vehículos vienen con aceite de baja fricción de fábrica.

8. Un coche aerodínamico consume menos

La forma también importa.

Menos arrastre significa más eficiencia. Por eso, una aerodinámica bien cuidada es clave para que el consumo de combustible sea bajo, especialmente a velocidades elevadas. En Volkswagen diseñamos nuestras carrocerías para crear la menor resistencia posible al aire, la unión perfecta entre diseño y eficiencia.

9. Más ligero, más ahorrador

Evita el peso innecesario.

100kg extra incrementan el consumo hasta 0,3 litros cada 100km. Comprueba lo que llevas en el maletero cada cierto tiempo y prueba a llenar el depósito por la mitad, el combustible también incrementa el peso total del vehículo, y por lo tanto, también aumenta el consumo. 

Toda la información que necesitas