¡Vaya!

Parece que tu navegador no está actualizado. Quizás nuestra página web no esté funcionando a su máximo rendimiento.

En la mayoría de los navegadores (a excepción de MS Internet Explorer 11 y anteriores) funciona de manera óptima. ¡Te recomendamos que actualices tu navegador web! Descargar una versión más actualizada te garantizará una buena experiencia de navegación en cualquier lugar de Internet.

Gracias por tu visita y diviértete,

El equipo de Volkswagen.

Preguntas y Respuestas vehículo eléctrico

Hechos en lugar de prejuicios

La movilidad eléctrica cambiará nuestra vida. Muchos aspectos de esta serán más fáciles, más inteligentes y más sostenibles. Sin embargo, todavía existen algunos prejuicios en torno a este tema, pero la mayoría de ellos están desactualizados y ya no son válidos. Esto se debe a los grandes avances tecnológicos que se han realizado. A continuación, presentamos los prejuicios más frecuentes, y los rebatimos con hechos para demostrar que el futuro de la movilidad es eléctrico.

Signos positivo y negativo para indicar verdadero y falso
Prejuicio:

¿Qué pasa si me quedo tirado con la batería descargada?

Hecho:

Tu vehículo eléctrico te avisa con suficiente antelación.

Normalmente resulta imposible que tu coche eléctrico te deje tirado con la batería descargada, siempre y cuando hagas caso de los avisos, ya que estos aparecen con antelación suficiente cuando se detecta que el acumulador eléctrico se está vaciando. Además, tu vehículo pasa automáticamente a un modo de funcionamiento en el que se optimiza el uso de la energía. A ello hay que añadir que en uno o dos años se prevé un crecimiento exponencial de la red de estaciones de carga y que tu sistema de navegación siempre te podrá guiar con total comodidad hasta la estación de carga más cercana. Por otra parte, por ser conductor de un vehículo eléctrico también puedes recurrir al servicio de asistencia de Volkswagen para situaciones de avería a través del número de teléfono 900 100 238.

Imagen de un smartphone en el que se muestra el logotipo del servicio de asistencia para situaciones de avería, al que se está llamando en ese momento
Prejuicio:

La batería no dura mucho.

Hecho:

Cierto, pero te sorprenderá saber cuánto tiempo.

El tiempo que la batería de tu coche eléctrico resistirá sin fallar depende, entre otros factores, de la frecuencia con la que se cargue y descargue. De hecho, Volkswagen te garantiza que, al cabo de 8 años o tras recorrer 160.000 km (lo que suceda primero), la batería conservará al menos el 70 % del valor de su capacidad útil.

El chasis MEB con 8 años de garantía
Prejuicio:

El proceso de carga es demasiado lento.

Hecho:

En las estaciones de carga rápida, tu coche eléctrico se carga con mayor rapidez.

El tiempo que necesitas para una carga completa depende de la estación de carga. En tu casa, con un Wallbox, cada noche puedes hacer una carga completa de tu coche eléctrico con 11 kW. En las estaciones públicas de carga rápida de IONITY, tu batería se carga aún más deprisa gracias a su mayor potencia de carga. 

Imagen de una estación de carga rápida con un coche eléctrico
Prejuicio:

Los automóviles eléctricos son caros.

Hecho:

Todo lo contrario, gracias a los incentivos de compra y a los beneficios fiscales. 

Los coches eléctricos todavía tienen fama de ser caros. Es cierto que su precio de compra aún es algo superior al de un modelo diésel o de gasolina. Esto se debe a los elevados costes de fabricación de la batería. Sin embargo, los incentivos de compra, los beneficios de impuestos y los costos de consumo más bajos, así como la tecnología que requiere menos mantenimiento, compensan rápidamente los costos adicionales en parte o en su totalidad.

Coche eléctrico en el que echan monedas como si fuera una hucha
Prejuicio:

Los automóviles eléctricos no tienen suficiente autonomía.

Hecho:

Hasta 550 km (WLTP)

Uno de los prejuicios más frecuentes es que no se puede ir muy lejos con un vehículo eléctrico. Ya hace mucho tiempo que esto no es así, porque la autonomía de los nuevos coches eléctricos de la familia ID. -basados en el kit modular de propulsión eléctrica (MEB)- es mucho mayor de lo que se suele pensar. Con los nuevos coches eléctricos se pueden alcanzar autonomías desde unos 330 km hasta más de 550 km (WLTP 1) según el tamaño de la batería, los neumáticos y el tipo de carrocería del vehículo correspondiente.

ID. Buzz circulando por una carretera
Prejuicio:

Cargar un automóvil eléctrico es peligroso.

Hecho:

Tu vehículo eléctrico es seguro, incluso si llueve o aunque el terreno esté mojado.

Desde pequeños sabemos que la corriente eléctrica es peligrosa. Sobre todo, en combinación con el agua. Sin embargo, cargar un coche eléctrico, por ejemplo, mientras llueve, resulta totalmente inofensivo. Esto es así porque, si la batería y la estación de carga cumplen la normativa, la corriente no circula hasta que se ha establecido un contacto seguro. También puedes lavar el coche sin problemas en un túnel de lavado o abrir el capó del motor aunque llueva. Y en caso de tormenta, tu coche eléctrico es tan seguro como cualquier otro.

Automóvil eléctrico bajo una cubierta protectora durante una tormenta
Prejuicio:

Los coches eléctricos son aburridos.

Hecho:

Los coches eléctricos son mucho más divertidos de conducir de lo que te imaginas.

Los potentes motores eléctricos le proporcionan una capacidad de fuerza desde el principio, sin que la tracción sufra interrupciones, y lo hacen avanzar con un dinamismo impresionante. A ello hay que añadir que las baterías están integradas en el piso del vehículo, lo que proporciona un centro de gravedad bajo y un reparto de pesos óptimo. El resultado: disfrute de la conducción con una sensación de de estar sobre un kart. Todo menos aburrido.

Prejuicio:

Cargar un automóvil eléctrico en casa es demasiado complicado.

Hecho:

Solo necesitas un cable de carga y una toma de corriente.

La manera más sencilla de empezar el día con un coche eléctrico completamente cargado consiste en tener tu propia estación de carga en casa. Esta opción no solo es válida para quien tenga una casa en propiedad, sino también para los aparcamientos de los edificios de viviendas. Para hacerlo realidad, solo necesitas instalar un dispositivo llamado Wallbox y enchufar el cable de carga en tu coche eléctrico. Por supuesto, también puedes utilizar directamente el cable suministrado para cargar. La carga es un poco más lenta, pero el funcionamiento es igual de sencillo.

Carga de un vehículo eléctrico en un Wallbox
Prejuicio:

Hay muy pocas estaciones de carga.

Hecho:

Puedes cargarlo casi en cualquier parte.

Lo ideal sería cargar siempre tu coche eléctrico por la noche, en casa con tu Wallbox. Así por la mañana podrás montarte en tu coche cargado y empezar el día lleno de energía. Por otra parte, en España el número de estaciones públicas de carga está creciendo exponencialmente.

Si vas con tu coche a la ciudad, por ejemplo, hoy en día ya puedes cargarlo en muchos sitios: en aparcamientos, delante de algunas tiendas o en centros comerciales. Además, cada vez hay más compañías que ofrecen a sus empleados la posibilidad de cargar sus vehículos en las estaciones de carga de la empresa.

Repostar durante los desplazamientos largos también será muy cómodo. IONITY, la empresa conjunta de la industria automotriz alemana y Ford, además de muchos otros proveedores y compañías de energía, está instalando una densa red de estaciones de carga rápida por todas las autopistas y las principales rutas de transporte en toda Europa. En este contexto, solo en Europa, la intención es proporcionar varios cientos de parques de carga IONITY a finales de 2019.

Mapa ilustrado con estaciones de carga en distintos lugares