Carga y autonomía

¿Cómo puedo pagar?

Con un vehículo eléctrico tienes tres opciones para pagar de forma sencilla y cómoda. Puedes usar una aplicación, una tarjeta de carga o tarjeta de crédito, lo que te sea más cómodo. También existen estaciones de carga públicas, por ejemplo en aparcamientos de supermercados, donde la carga es muchas veces gratuita.

Estación de carga que permite pagar con tarjeta

Toma de corriente y Wallbox

Si cargas tu coche eléctrico en casa a través de un enchufe o de un Wallbox, pagarás la carga de la batería en tu próxima factura de la luz. Más fácil imposible.

Vehículo eléctrico cargándose en casa con un Wallbox

Estaciones de carga públicas

En las estaciones de carga públicas situadas en el centro de la ciudad o en la autopista, pagar también es muy fácil. Como conductor de un eléctrico, no tienes más que elegir un proveedor, este te cobrará por la electricidad que consumas durante la carga. Se trata de un proveedor de servicios de movilidad MSP (Mobility Service Provider), que te ofrece una tarifa de facturación perfectamente adaptada a tus necesidades, como la tarifa de tu teléfono móvil. Y si tu MSP no está conectado a una estación de carga concreta, puedes usarlo igualmente con lo que se conoce como carga ad hoc y efectuar el pago de manera directa usando tu tarjeta de crédito.

Vehículo eléctrico cargándose en una estación de carga pública

Tipos de pago

Iconos de las opciones de pago mediante aplicación, tarjeta de carga o a través de comunicación NFC

Lógicamente, el servidor necesita saber quién eres para poder cobrarte la electricidad que has repostado. Según el proveedor, para iniciar una sesión puedes usar una tarjeta de carga o una app. El cobro tiene lugar con el método de pago que hayas guardado (domiciliación bancaria, PayPal o tarjeta de crédito). Las tarifas todavía se expresan mayoritariamente por unidad de tiempo, no por cuánta electricidad has cargado. Esto se debe a que, hasta ahora, hay pocas estaciones de carga que estén certificadas para medir cantidades de electricidad con exactitud y de forma contrastable. No obstante, muy pronto esto será cada vez más habitual.

Interfaz ISO Plug & Charge

Tarjeta de carga con cable conectado

Para simplificarlo todo aún más, en el futuro solo tendrás que enchufar el cable de carga para que el repostaje comience automáticamente. Con esta tecnología, también conocida como Plug & Charge, tus datos de autenticación quedan guardados en el coche. Así, en adelante, la estación de carga te identificará automáticamente. Esta tecnología, cuyo lanzamiento tendrá lugar a partir de 2020, se desplegará progresivamente conforme a una norma con certificación ISO, por lo que el número de estaciones de carga Plug & Charge que podrás usar en el futuro será cada vez mayor.

Carga gratuita

Además de las estaciones de carga de pago, también hay muchas públicas en los que puedes repostar electricidad gratis. Por ejemplo, en los aparcamientos de hipermercados o de grandes tiendas.

Vehículo eléctrico cargándose de forma gratuita frente a una tienda de muebles

We Charge - El nuevo servicio de carga de Volkswagen

Con We Charge tendrás acceso directo a una red de carga pública a través de la cual podrás cargar tu vehículo eléctrico en cualquier lugar de Europa. Y todo ello de forma muy cómoda a través de tu smartphone con la aplicación We Connect de Volkswagen. La autentificación en las estaciones de carga se realiza con la tarjeta We Charge, mediante la propia aplicación o, en cuanto la tecnología se haya implantado de forma generalizada, a través de Plug & Charge, que le permitirá a la estación de carga reconocer tu vehículo y vincularlo a tu cuenta.

Teléfono inteligente con el icono de la aplicación We Connect y confirmación del pago

Mientras cargas el vehículo puedes consultar el estado de la batería, controlar el proceso de carga, la climatización o recibir notificaciones automáticas, por ejemplo cuando finaliza el proceso o si se produce un error durante la carga. Además, We Charge te facilita el pago e incluye la factura y el resumen de la transacción, y lo mejor de todo, se hace de forma automática.

Suscríbete ahora y adelántate a las novedades

Obtén más información sobre el ID.3, la familia ID. y sobre movilidad eléctrica.

La información relativa al consumo de combustible y las emisiones ha sido determinada en conformidad a los procedimientos de medición contemplados por la normativa. Desde el 1 de septiembre de 2017, ciertos vehículos nuevos han sido homologados mediante el Procedimiento Mundial Armonizado para Ensayos de Vehículos Ligeros (WLTP), que es un nuevo procedimiento más realista para medir el consumo de combustible y las emisiones de CO2. Desde el 1 de septiembre de 2018, el WLTP ha sustituido al ciclo de conducción europeo NEDC. Dadas las condiciones del nuevo ciclo, el consumo de combustible y las emisiones de CO2 medidos con WLTP suelen ser más elevados. Para más información sobre las diferencias entre los valores WLTP y NEDC, por favor, visita nuestra web www.volkswagen.es/es/es/wltp.html

En caso de vehículos homologados con la normativa WLTP, los valores NEDC derivarían de la información obtenida bajo dicha normativa WLTP. Ambos valores (WLTP y NEDC) tienen como finalidad exclusivamente la comparación entre los diversos tipos de vehículos. Dichos datos no hacen referencia a un vehículo específico y no constituyen parte de la oferta. El equipamiento opcional puede afectar a valores relevantes de los vehículos, como el peso, la resistencia y la aerodinámica. Estos factores, junto con la climatología, las condiciones del tráfico y la forma de conducción, pueden afectar el consumo de combustible, el consumo de electricidad, las emisiones CO2 y las prestaciones del vehículo.

Para más información sobre los valores oficiales de consumo de combustible y emisiones CO2 en los nuevos vehículos, puedes consultar la ‘Guía de Vehículos Turismo de venta en España, con indicación de consumos y emisiones de CO2’, que está disponible en todos los concesionarios y en la web del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía http://coches.idae.es/PDF/GuiaFinalN.pdf

El consumo de combustible y las emisiones de CO2 de un vehículo, así como las discrepancias en los valores indicados, no dependen únicamente del uso eficaz del combustible por parte del vehículo y de otros factores técnicos (como las ruedas y los neumáticos utilizados), también dependen del tipo de conducción y de otros factores no técnicos. Los valores de emisiones de CO2 pueden variar en función del equipamiento seleccionado, implicando un cambio en el impuesto de matriculación.

Your browser is outdated!

Please get a decent browser here or there