¡Vaya!

Parece que tu navegador no está actualizado. Quizás nuestra página web no esté funcionando a su máximo rendimiento.

En la mayoría de los navegadores (a excepción de MS Internet Explorer 11 y anteriores) funciona de manera óptima. ¡Te recomendamos que actualices tu navegador web! Descargar una versión más actualizada te garantizará una buena experiencia de navegación en cualquier lugar de Internet.

Gracias por tu visita y diviértete,

El equipo de Volkswagen.

Van Bo Le-Mentzel sentado en un Volkswagen ID.

Visions of now
Van Bo Le-Mentzel

Visions of now
Van Bo Le-Mentzel

Pensando en nuevas dimensiones.

A primera vista, uno puede pensar que la ropa funcional refleja pereza, pero en el caso de Van Bo, es un reflejo de honestidad y pureza. Tiene otras cosas más importantes de las que preocuparse. Reflexiona sobre el futuro de las ciudades, la escasez de viviendas y los vehículos que nos transportarán. Cuando le preguntas sobre el espacio del mañana, Van Bo se adentra en una charla apasionada, hablando no solo con las palabras sino también con sus gestos.

"Si todos en la Tierra merecemos un espacio propio, y somos aproximadamente 7.000 millones de habitantes, cada uno tendremos unos 40-50 metros cuadrados. Probablemente este planeta es demasiado pequeño para todos nosotros", afirma. Por tanto, necesitamos reflexionar sobre cómo organizamos. Esta motivación le llevó a dar vida a su proyecto más famoso hasta la fecha: la casa de un metro cuadrado. 1x1, eso es todo lo que nos ofrece. Con cierta sorpresa, nos preguntamos cómo podemos caber todos en un espacio así; pero la sociedad no debería tomar literalmente la definición de "casa", ya que Van Bo es más que un arquitecto, también es un artista.

 "Cuando hablamos de espacio vital, siempre aludimos a números y metros cuadrados, pero ¿es realmente eso?", se pregunta. ¿La ecuación es que cuanto más espacio tenemos más felices somos? Van Bo plantea la cuestión de cuánto necesitamos realmente para ser felices, en lugar de proporcionar la solución perfecta. En su propio apartamento en Berlín, comenzó a poner en práctica sus ideas de uso polivalente: "Vivo con mi esposa y nuestros dos hijos y transformamos todo el espacio continuamente. Todavía no hemos decidido qué habitación es para los niños y cuál para los adultos. Todo va cambiando en cada momento. Nuestros hijos nos hacen cambiar". Más allá de compartir la cama con los más pequeños, también confía en la economía compartida. "Siempre estamos hablando de cómo se desperdicia la comida y la ropa, ¿por qué nunca se dice nada del desperdicio de espacio?", se pregunta.

Fascinación por los espacios pequeños.

Cuando hablamos de casas, Van Bo no se limita a cuatro paredes. El visionario sueña con casas sobre ruedas. La movilidad eléctrica nos libera de las ataduras del diseño tradicional de un coche. Tenemos la libertad de diseñar su espacio de forma diferente, sin necesidad de recurrir a motores voluminosos. Se imagina haciendo una casita de un metro cuadrado dentro de un coche eléctrico. "¿No sería genial, no ir de mi casa a la oficina, sino trasladar toda mi casa al lugar donde me gustaría trabajar?", se pregunta. En entusiasmo de Van Bo va en aumento cuando habla de avances tecnológicos y conducción autónoma: "¿Por qué deberíamos concentrarnos en el tráfico si podemos ocuparnos de nuestros hijos mientras desayunamos juntos en el coche?" Ve la "movilidad eléctrica como un anunciador de una nueva era" y una oportunidad para encontrar nuevas formas de organizar las ciudades de manera que estén abiertas y sean accesibles para todos.

Conseguir mucho con muy poco.

Dado que Van Bo se esfuerza constantemente por crear nuevos escenarios innovadores para el futuro, funda iniciativas como la Tiny House University en el Campus de la Bauhaus de Berlín para invitar a la sociedad a participar en ellas y desarrollarlas. Para estar a la altura de sus sueños de espacios multifuncionales, Van Bo llegaría incluso a compartir su casa con extraños. "Cuando salgo de mi apartamento por la mañana, ¿por qué no abrirlo a la gente a la que le gustaría trabajar allí?", reflexiona. Para organizar esto y el concepto de conectividad de forma inteligente, "creo que sería posible conectar todos los espacios que tenemos y tener una especie de biblioteca o aplicación, para no desperdiciar demasiados recursos".

La casa de un metro cuadrado en la naturaleza.
Van Bo mira algunos elementos de su casa de un metro cuadrado.
Van Bo instalando su casa de un metro cuadrado.
¿No sería genial, no ir de mi casa a la oficina, sino trasladar toda mi casa al lugar donde me gustaría trabajar?
Van Bo Le-Mentzel

VAN BO LE-MENTZEL

Van Bo Le-Mentzel es ingeniero y arquitecto, además de artista, diseñador e innovador. Ya ha impartido clases de diseño como profesor invitado en la Hochschule für bildende Künste de Hamburgo, ha participado en charlas TEDx y considera obsoleta la separación entre trabajo y ocio. No cree en la presión o el dinero como motivaciones, sino en la confianza y la libertad y en que las ideas con éxito son las que permiten una participación abierta en el proceso de desarrollo.

Foto de Van Bo Le-Mentzel.
Vista frontal del ID.3

Regístrate en la lista de espera de la familia ID.

Recibe con antelación noticias y actualizaciones sobre la movilidad eléctrica y el nuevo ID.3 1ST