Coche eléctrico infantil VW Bus
Coche eléctrico infantil VW Bus
Coche eléctrico infantil VW Bus
Coche eléctrico infantil VW Bus

Coches eléctricos infantiles: Cómo encontrar el más apropiado

Coches eléctricos infantiles: Cómo encontrar el más apropiado

Conducir coches eléctricos es divertido, y no solo para los adultos. Cada vez hay más vehículos eléctricos infantiles en el mercado. Pero antes de que los peques recorran  la casa y el jardín a una velocidad de hasta 6 km/h, es importante saber cómo encontrar el mejor coche infantil. Hay tres criterios que son especialmente importantes.

Descubre aquí:

  • Lo más importante para la seguridad de los pequeños conductores 
  • Los extras de equipamiento que merecen la pena 
  • Cómo lograr que la primera experiencia al volante sea un éxito 
  • Lo que  necesitas saber antes de comprar un coche eléctrico para niños

1. ¿El coche eléctrico tiene cinturón?

La velocidad media de los coches eléctricos infantiles se encuentra entre 3 y 6 km/h. No son velocidades de vértigo, pero sí lo suficientemente rápidas como para preferir un modelo con cinturón de seguridad. Este no solo protegerá a tu peque si choca por accidente contra una pared, también impide que se caiga durante los desplazamientos.

Coche eléctrico infantil de dos plazas con cinturón

2. ¿El coche eléctrico se puede manejar por control remoto?

Manejo del coche infantil por control remoto

El control remoto te permite controlar los movimientos del coche infantil. Suele estar incluido como una característica estándar para los modelos dirigidos a conductores principiantes con edades a partir de los dos años. La cosa cambia en los modelos para niños y niñas de tres o cinco años en adelante. Sin embargo, a esas edades todavía puede tener sentido el uso de un control remoto. Por eso, antes de comprar un coche eléctrico infantil, ten en cuenta el nivel de coordinanción de tu peque. También puede ser divertido que mamá o papá tomen el mando, al menos durante un rato. De hecho, el control remoto de algunos vehículos permite actuar sobre la dirección mientras el conductor maneja el coche libremente.

3. ¿El vehículo tiene un sistema automático de frenado?

El sistema automático de frenado de los minibólidos sirve para que el coche eléctrico frene en cuanto el niño o la niña retira el pie del pedal acelerador. Por una parte, resulta la manera más fácil de frenar y no supone ningún problema para los pequeños. Por otra, este sistema automático también sirve de protección contra las colisiones cuando el conductor está distraído y se olvida de frenar.

La seguridad del motor no debe preocuparte en absoluto. Está montado en el interior de estos pequeños coches eléctricos, y resulta totalmente inaccesible para las manos infantiles, además es impermeable al agua. No obstante, para cuidar la batería es preferible aparcar el coche eléctrico infantil en un lugar seco después de dar la última vuelta.

Vehículos infantiles eléctricos: equipamiento extra 

Además de la seguridad, el equipamiento también tiene un papel importante, como es lógico. A menudo, las versiones reducidas de los coches eléctricos se aproximan mucho a los modelos originales en los que se basan. Y, como sucede con estos, también disponen de una variedad de opciones que puedes añadir:

  • El sonido de la diversión: La mayoría de los coches eléctricos infantiles cuentan con una bocina, lo que es estupendo para la diversión, al menos para la de los pequeños. También hay coches eléctricos infantiles con ruido de motor y sin él. Como esta característica casi no hace ninguna diferencia en el precio,  puede ser una buena opción, ya que así el niño o la niña se da cuenta de que el motor está en marcha y no se asusta al acelerar.
  • Música para los oídos: Tal como sucede en los vehículos aptos para circular por carretera, muchos coches eléctricos infantiles disponen también de un minisistema de sonido. El juguete eléctrico reproduce música a través de una tarjeta SD, una conexión USB o  un cable con clavija (AUX). Tú mismo puedes decidir si estos sistemas los quieres usar  durante la marcha o bien solo en las pausas.
  • Para cabezas brillantes: Muchos vehículos infantiles tienen faros LED de serie. Al igual que el ruido del motor, contribuyen a que la sensación de conducción sea de lo más auténtica. Por si esto fuera poco, la versión exclusiva ofrece: faros de xenón. Pero estos no son imprescindibles. De todos modos, los pequeños no deberían desplazarse con su coche eléctrico por la vía pública en condiciones de oscuridad. El peligro de no ser vistos por los ciclistas o los demás conductores de automóviles es demasiado grande.
  • Diversión sobre ruedas: ¿neumáticos sí o no? Si el presupuesto lo permite, el uso de neumáticos de goma siempre es la mejor opción, tanto para la seguridad como para divertirse conduciendo. Las ruedas de plástico duro son más económicas, pero hacen bastante más ruido, pueden provocar arañazos en el suelo de tu casa y ofrecen menos agarre sobre superficies húmedas o lisas.
Niño en un vehículo infantil

Coche infantil: a qué le debes prestar atención durante la compra

La mayoría de los modelos no se entregan listos para el funcionamiento. De manera que, antes de conducirlo, todavía te tocará enroscar algunos tornillos, por ejemplo, de los neumáticos o de los retrovisores de los deportivos, SUV, etc. Una pequeña advertencia de seguridad: es mejor que las primeras horas de conducción de los futuros pilotos de carreras transcurran en casa, ya que al principio el coche eléctrico puede significar un verdadero desafío para la coordinación entre las manos y los ojos, en especial en el caso de los más pequeños.

Por el momento (a fecha de abril de 2019), ningún instituto de ensayos independiente ha sometido a pruebas a los coches infantiles eléctricos. No obstante, además de los consejos de seguridad indicados anteriormente, antes de la compra también puedes prestar atención a las siguientes preguntas:

  1. ¿La batería es sustituible? Ninguna batería dura eternamente.
  2. ¿El cargador está incluido o se debe encargar aparte? 
  3. ¿Cuántas plazas sentadas tiene el coche? Para evitar peleas entre hermanos, es buena idea optar por un coche de dos plazas.
  4. ¿La altura del asiento se puede ajustar? Así el disfrute de la conducción crece con el pequeño.
  5. ¿Cuánto pesa el modelo? Los modelos de alrededor de 30 kg resultan difíciles de cargar por las escaleras o durante los viajes.

Y ahora, ¡vamos!

Suscríbete ahora y adelántate a las novedades

Obtén más información sobre el ID.3, la familia ID. y sobre movilidad eléctrica.

¡Vaya! Tu explorador está desactualizado

Descárgate la última versión para poder seguir disfrutando de la navegación.