Volkswagen T-Roc blanco aparcado en la ciudad de noche
Volkswagen T-Roc blanco aparcado en la ciudad de noche
Volkswagen T-Roc blanco aparcado en la ciudad de noche

T‑Roc

Carácter en cualquier terreno

Desafía tus límites, experimenta nuevas sensaciones mientras conduces y rompe todas las convenciones. Si buscas un coche con carácter, no hay nada que se parezca al T‑Roc. Disfrutarás de la ciudad tanto como de tus escapadas más salvajes.

Carácter en cualquier terreno

Desafía tus límites, experimenta nuevas sensaciones mientras conduces y rompe todas las convenciones. Si buscas un coche con carácter, no hay nada que se parezca al T‑Roc. Disfrutarás de la ciudad tanto como de tus escapadas más salvajes.

Por
240€/mes1
Consumo2
5,0 - 6,5L/100 km
Emisiones CO₂2
128 – 146g/km

Diseño
Diferente
 a los demás

El diseño del T‑Roc desprende carácter en cada uno de sus acabados. Conduce un coche único y en línea con tu estilo.

Vista trasera de un T-Roc bicolor circulando por la ciudad

Diseño exterior

Del color de tus metas

Además de escoger el color principal de tu T‑Roc, podrás elegir un segundo color para el techo, el exterior de los retrovisores y el pilar frontal.

Llantas

Acabados con carácter

El T‑Roc cuenta con siete modelos de llantas de hasta 18 pulgadas de diámetro. ¿Con cuál te quedas?

Detalle del faro LED encendido de un T-Roc blanco

Faros 

Destaca en la oscuridad

La mirada del T‑Roc no deja indiferente a nadie. Con las luces LED incrustadas en el parachoques, le acabarás de dar a tu coche un aspecto único.

Diseño interior

Personalízalo por completo

El interior de tu T‑Roc es cómodo, espacioso y se adapta a tu gusto. Por eso, podrás elegir entre diferentes opciones de tapicería y detalles en algunos de sus acabados para hacerlo completamente tuyo.

Confort
Conduce relajado

Asientos con detalles amarillos de un T-Roc vistos desde la ventanilla del acompañante

Asientos 

Te sentará bien

Disfruta de cada kilómetro con toda la comodidad gracias a los asientos Comfort del T‑Roc con soporte lumbar. Y si quieres ir un paso más allá, hazlos calefactables.